Publicado el

Ultimatum.

Y si acaso ante el universo una duda me invade y un terror profundo se adueña de mi cuerpo, si el miedo paraliza cada una de las espectativas que hacen que siga creyendo y olvido hasta mi nombre por ello: que quien sea testigo de estas palabras sea, también, considerado digno de justicia y que por ello me conceda el favor de darle al apetito de esta carne la muerte.

Anuncios