Publicado el

Reforma.

Transtorno quimérico, somnífero engendrado por pesadillas periféricas, incesante abdicación de segundos astronómicos trastabillando, atrevidos, contemplando tu sienes antagónicas o tus labios transoceánicos. Palabrerías económicas como semidescripciones inequívocas e incesantes, transparente intrusión sumisa de revolución precaria, lógica nostalgica, oraciones contagiosas, arrepentimiento intravenoso y melancólico, conjugaciones monosilábicas y respuestas homogéneas casi insonóras; resumiendo: más, hoy, yo, no, y, tú, sí.

Anuncios

Acerca de Alejandro Zamora

Más sobre mí en: http://about.me/alejandrozamora