Publicado el

Transoceanicos.

Estamos unidos por pequeñas redes. Hay un vinculo desde el alma hasta la memoria, aun en las conciencias dormidas. Hay equilibrio combativo, armonioso y sutil, en todo esto. Hay redes desde mis neuronas viajando por los nervios hasta tocar la planta de los pies, y de los pies al suelo, y del suelo a las raíces, de las raíces al follaje, del follaje al aire, del aire a las nubes, ergo la lluvia, luego a los riachuelos, de ellos a los mares. Y en los mares está el caldo de la vida, la tierra es un milagro permanente y palpitante. La vida es una luciérnaga que se va apagando tras cada chispazo que deslumbra.
He aquí que mis brazos se disuelven y terminan en cadenas de aminoácidos en los abisales.

Anuncios

Acerca de Alejandro Zamora

Más sobre mí en: http://about.me/alejandrozamora